• Isabel Camus

Control o Descontrol de tu vida y la comida.¿Cuál es tu caso?

Actualizado: 19 de dic de 2019


Hoy vengo a lo preciso. Seré breve y clara, para que te gastes el tiempo en reflexionar luego de leer.

¿Te pasa que duras muy poco tiempo siguiendo una dieta, que casi te sales de la dieta a diario? ¿Y por más que te digas que quieres comer saludable no puedes evitar comer aquello que te hace sentir culpable?

O ¿Te pasa que entras en períodos de tiempo cortos o largos en los que tu obsesión con el peso o con lo que comes es muy fuerte y caes en períodos de anorexia o bulimia?

He visto 2 formas de relacionarse con la comida que causan grandes frustraciones, malestares y problemas de salud y de autoestima.

En el primer caso, lo que ocurre es que las personas probablemente están ejerciendo un sobre auto-control, en una o más áreas de su vida. Están utilizando todas sus fuerzas para ir en contra de si mismas o de su voluntad, en algún área de su vida, que no es la nutrición. Por ejemplo, para controlar enojos con su pareja, con sus hijos o en la oficina. Para ser deseable socialmente y así asegurarse el amor y cariño de otros. Para sostener un nivel desempeño en el trabajo y así sostener el trabajo o la auto-imagen. Para sostener una relación de pareja poco satisfactoria, etc. Cuál es la consecuencia, que no tienes disponibilidad de energía y creatividad para ponerle a su nutrición. Además, necesitan desesperadamente obtener placer de alguna parte para lograr algo de equilibrio. Aunque el placer sea momentáneo y luego traiga más dolor, en el momento es placer al fin y al cabo.

En el segundo caso, lo que ocurre es que siento o pienso que hay temas que no puedo controlar o que ni siquiera sé que puedo controlar, por lo que me vuelco a algo que si me es más accesible de controlar. Que es la comida. Aquí la inversión de tiempo, energía y fuerza de voluntad están invertidas y la persona vuelca todo su foco a lo que come. Entonces pueden aparecer trastornos como las anorexia o la bulimia. La sensación de que la vida me pasa por encima, es aplacada por la sensación de logro que me produce el controlar lo que como y el peso.

En ambos casos hay una desviación del foco de lo que realmente me está haciendo sentir incómoda, una evitación, casi en automático, que me debería ayudar a pasar por el lado de aquello que me molesta y llevarme a un lugar mucho mejor. Y esto no sucede. Finalmente, lo que veo, es que las personas terminan pasándolo muy mal. Ahora no tienen 1 problema, si no que tienen 2. Como dijera Jean De La Fontaine -Encontramos nuestro destino, en el camino que tomamos para evitarlo.-

Ahora viene la parte difícil ¿Con cuál de los estilos te identificas?¿Cuáles son las área de tu vida que contribuyen al desequilibrio? ¿Cuáles son las áreas de tu vida que se están consumiendo todos tus recursos?¿Cuáles son los objetivos que no te has propuesto?¿A qué sueños renunciaste?

Contesta estas preguntas, comparte con nosotras tus respuestas y empieza a buscar el equilibrio de una forma que no involucre a tu nutrición. La nutrición déjala para alimentar tu cuerpo con lo que le sirve y gestiona tus frustraciones y necesidades de placer con otra estrategia.


Ya se que no te parece tan fácil, pero empieza... y si tienes dudas en el camino, estoy en mi correo como siempre isabelcamus@isabelcamus.cl o en mi Grupo Cerrado de Facebook o ya sabes que cuando quieras, puede solicitar una sesión.

¡Mucha suerte, aceptación y cariño por ti misma en este camino!


Contáctanos