Suscríbete y recibe mi guía gratuita

"7 claves para conectar con tu poder en 7 días" 

y + info valiosa para conectar con tu poder.

  • Instagram
  • Facebook

@ ISABEL CAMUS 2019 | DISEÑO: CLAUDIA RUSTOM

  • Isabel Camus

Todo lo que necesitas saber para lograr una buena alimentación con poco tiempo

Actualizado: 19 de dic de 2019


Un error muy común es creer que hace falta mucho tiempo y grandes sacrificios para lograr una buena alimentación. La realidad es que esto no es necesariamente cierto, aunque tampoco quiero engañar a nadie: conseguir hábitos saludables a largo plazo sí requiere dedicación. La clave, pues, está en prestar atención a nuestras verdaderas necesidades y en encontrar la manera más fácil de progresar hacia nuestros objetivos.


LOGRAR UNA BUENA ALIMENTACIÓN CON POCO TIEMPO

Al pensar en incorporar cambios saludables en nuestra alimentación es muy probable que nos sintamos abrumadas por el esfuerzo extra que puede suponer. Sin embargo, es muy importante llevar a cabo estos cambios de a poco, muy sutilmente. Te voy a dar algunos consejos:

  1. No empieces a cocinar comidas más complicadas de lo que normalmente haces. Cuando queremos hacer un cambio en nuestra alimentación, el hecho de tener que comprar distinto, cocinar algo nuevo y comer sabores diferentes es suficiente novedad para nuestro cerebro. Si además usamos técnicas nuevas, más complejas y pasamos más tiempo en la cocina cuando nos ponemos a cocinar, creamos una fórmula perfecta para el fracaso en la consecución de un hábito duradero.

  2. No incorpores más de uno o dos alimentos nuevos. Es conveniente ir integrando los alimentos saludables que elijamos de manera gradual.

  3. Los alimentos que incorpores tienen que ser alimentos que te gusten, te entusiasmen y que puedan integrarse fácilmente en tu estilo de comida actual.

  4. Asegúrate de que puedes comprar estos nuevos alimentos en tu lugar de compra habitual o muy cerca.

  5. Mantén los horarios, lugares de comida y otras costumbres que giren en torno a la alimentación.

El truco para lograr una alimentación con poco tiempo es procurar que tus nuevos hábitos se parezcan mucho a tus hábitos actuales, para ir dando pasitos muy pequeñitos hacia donde queremos llegar a largo plazo. Si sigues este proceso, cuando más adelante mires hacia atrás, percibirás unas diferencias más acentuadas. Sin embargo, ahora nos interesa que el cambio sea lento, sutil; nos interesa que te sientas cómoda y feliz, no en guerra con una propuesta de alimentación completamente diferente a la que ahora tienes.Para que lo entiendas, podemos comparar este proceso a la construcción de una casa: cuanto más rápido se construye, más rápido se cae; para que los cimientos sean firmes hay que construirlos con dedicación y sin apuro.

CÓMO APRENDER A GESTIONAR EL TIEMPO

Como te decía arriba, es verdad que se puede conseguir una buena alimentación con poco tiempo, pero también es verdad que sí hay que dedicarle un tiempo extra porque sí hay que hacer algunas cosas diferentes y porque has decidido que este cambio es beneficioso para ti.


¿No te mereces acaso dedicarte un poco de tiempo?

Sí, ya sé: tú de verdad no tienes tiempo. Conozco muy bien esta afirmación y permíteme que te diga que no es más que una creencia que tú tienes sobre el tiempo. Por eso voy a darte algunos consejos para que puedas trabajar tus habilidades de gestión de tiempo y productividad sin estrés:

  1. Priorizar. ¿A qué actividades que no tienen un impacto en tu calidad de vida les dedicas tiempo? Puedes sustituirlas o reducir el tiempo que inviertes en ellas para dedicarlo, en su lugar, a conseguir la buena alimentación que deseas o cualquier otra actividad que vaya a impactar tu calidad de vida positivamente. Elige primero las actividades que contribuyen a que te sientas mejor. Para identificar las tareas que tienen impacto en tu calidad de vida pero no priorizas haz el ejercicio de este artículo.(https://www.isabelcamuspsicologa.com/single-post/2017/06/23/Esos-Aha-Moments)

  2. Aplicar la Ley de Pareto que dice que el 80% de tus resultados proviene del 20% de tus acciones. Identifica qué acciones son las que van a darte ese 80% de resultados de los objetivos que te darán el 80% de tu felicidad.

  3. Aplica la Ley de Parkinson que dice que una tarea toma todo el tiempo que le des. Entonces asigna tiempos a tus tareas y procura realizarlas en esos tiempos, así te enfocas en la tarea y nada más que la tarea elegida. Tu mente estará centrada y tu tiempo estará bien distribuido. Una vez finalizas la tarea en el tiempo asignado, te puedes olvidar de ella y pasar a la siguiente cosa.

  4. Revisa tus niveles de perfeccionismo y si tu nivel de exigencia es muy alto empieza a aplicar la lógica de que es mejor algo hecho que algo no hecho en espera de perfección.

  5. Planificar tiempos de trabajo y tiempos de descanso. En tus horas de trabajo, trabajas duro y usas la presión y el estrés a tu favor. En las horas de descanso y reposición, descansas. Si no te repones periódicamente tus decisiones empiezan a ser poco acertadas y aumentan los tiempos que demoras en cada tarea que realizas. Planificar el descanso y la diversión es fundamental para poder trabajar de manera eficiente y tomar buenas decisiones.

  6. No hagas más de una cosa por vez, el multitasking es una mentira: la suma del tiempo de realización de una tarea tras otra es, el 98% de las veces, menor al tiempo que toma hacer las mismas tareas en paralelo para una persona. Si haces una cosa por vez, te estresarás y cansarás menos y lo que hagas será de mejor calidad.

  7. Cultiva las emociones de la confianza y un estado de relajación. Tres minutos de meditación al día repartidos en tres ocasiones diferentes te pueden ayudar más de lo que piensas. Sin tomar el tiempo solo respira mientras imaginas que todo lo que quieres ya ocurrió, siente ese alivio por el tiempo que te parezca un minuto.

CONCLUSIÓN

Lograr una buena alimentación con poco tiempo es posible: se trata de priorizar lo que verdaderamente es relevante para ti y suma a tu calidad de vida. Aprender algunas técnicas para gestionar mejor el tiempo y el estrés puede contribuir en gran medida en la consecución de tus objetivos y tu propio bienestar. La vida que queremos no es ninguna carrera, es un paseo que nos permite disfrutar de las vistas si nos paramos a mirar.

¿Sientes que no tienes tiempo para conseguir una buena alimentación? Cuéntame en los comentarios.

#PsicologíayNutrición #perfeccionismo #Nutrición #Psicología #AlimentaciónSaludable