• Isabel Camus

Cambiar tu alimentación cuesta menos esfuerzo del que ya has hecho

Actualizado: 19 de dic de 2019


Con todo lo que ya has hecho hasta ahora. Dejar los dulces y carbohidratos, dejar las grasas, combinar sólo proteínas con ensaladas, inscribirte a yoga, pilates, cardio, máquinas, salir en la bici, tomar jugos y batidos, comer productos diet que saben a caja, uufff mejor no sigo, es que ya has hecho mucho. Y aún piensas que eres débil, que no tienes fuerza de voluntad, que eres floja, uuuyyy mejor tampoco sigo por ahí.


Mejor paso a contarte que es posible lograr tus objetivos con menos esfuerzo, sacrificios, sufrimientos y malos ratos. Lo que sucede, es que la mayoría de las personas trata de hacer cambios en contra de su naturaleza y eso ufff... cuesta trabajo, es doloroso e infructuoso.

Recuerda, que se trata de cuidarse, de quererse y dejar de castigarse. Salir de la sintonía de la culpa para entrar en la síntonía de aceptación y orgullo de quién eres. Poner el foco en tus fortalezas en vez de en lo que se te hace más difícil, se trata de avanzar usando tu naturaleza y no de ir contra ella.

Así que si has estado pasando hambre, comiendo alimentos que no te gustan, haciendo elaborados planes de alimentación saludable, que requieren que cocines más largo y complicado que antes, por favor no sigas. No sigas, si no has logrado los resultados de largo plazo que buscabas, no sigas si no lo estás pasando bien con la comida, que es una gran parte de nuestras vidas. No sigas, si no has logrado mejorar tu salud. Y si estás leyendo esto, imagino que estás en uno de esos casos.


Entrar en sintonia de autocuidado, significa descongelar la conexión con nuestros ritmos, con nuestras necesidades y así, identificar las formas más efectivas y eficientes de satisfacerlas. Estar atenta a los tiempos, atención y dedicación que mi cuerpo me pide. ¿Y para qué me lo pide? ¡Para funcionar mejor! Para que te sientas mejor y logres lo que quieres en tu vida. Desde tus necesidades cubiertas alcanzas tus objetivos, congelar tus necesidades en pos de tus objetivos, no funciona a largo plazo... ni a mediano

CONSIDERA 2 PUNTOS BASE

El primero. Para quererse hay que nutrirse. Por lo tanto, cuando te tomas una coca de dieta, un queso de dieta, una barra de cereal light, ¿qué te estás aportando para hacerte cariño, para cuidarte? ¿Qué nutriente te aportas que va a cuidar cuál órgano o cuál función de tu cuerpo?

Te ayudo...ninguno, te comes algo que no te gusta mucho, sin nutrientes y con unas pocas calorías. Tu nivel de azúcar en la sangre baja y tu cuerpo se pone en modo "ahorro" y empieza a guardar grasa. Tus células empiezan a producir grelina (llamada hormona del hambre) para que tengas hambre y así comas y exista una nueva oportunidad de recibir nutrientes. ¿Por qué no darle a tus celulas, nutrientes en primer lugar y así evitar la baja de azúcar y todo el resto?

​​​​​​​


Ej. 1 El cacao aporta magnesio, el magnesio fomenta la absorción del calcio, es necesario para la relajación muscular, ayuda a mantener los riñones limpios, etc. todo esto apoya la estabilidad de tu ánimo, fortalece tus huesos, disminuye dolores musculares, incluidos los pre-menstruales, etc.


Ej 2 La piña aporta vitamina C, favorece el sistema inmune, ayuda en la cicatrización, fortalece vasos sanguíneos, ayuda en la absorción del hierro. Todo eso beneficia tu piel, te enfermas menos y te da energía.

El segundo, contacta con tus necesidades. Para descansar y detenerte puedes encontrar los símiles de la comida de dieta o de la comida sin nutrientes. Actividades vacías que no nutren, ni tu cuerpo, ni tu alma, ni tus emociones.

Actividades como ver televisión y mirar tus redes sociales, que no tienen nada de malo en sí, pero hay que tomar consciencia de lo que te aportan y si el tiempo que dedicas a esas actividades, realmente impactan tu calidad de vida como quieres, si realmente te hacen feliz.

Siii ya sé, que si estás cansada, lo más a la mano es sentarte a ver televisión o mirar las redes en el celu y comerte un dulce que levante tu energía, para luego poder continuar. Por eso es muy importante, primero que te quieras querer, luego la consciencia de ti misma (para que te des cuenta de cómo se siente tu cuerpo a raíz de la falta de nutrientes, para que tomes consciencia de si realmente las actividades más efectivas y eficientes para lograr descanso son esas, o si al comerte algo nutritivo, la sensación de saciedad y energía es más prolongada, tu ansiedad baja y puedes dormir por 10 mins en vez de ver Televisión por 1 hr. etc.) y finalmente un plan que haga que lo que tengas más a mano, sean alimentos y actividades nutritivas.

¿CÓMO SABER QUE VAS POR BUEN CAMINO?

Porque te sientes feliz, en vez de restringida y limitada, porque te empiezas a sentir orgullosa de tus logros, y no te frustras ni te culpas por tus momentos malos. Sabes que vas bien, porque tus niveles de energía empiezan a subir, te sientes menos ansiosa o sientes la ansiedad de forma diferente, duermes mejor y más fácil, tus síntomas físicos de enfermedad o incomodidad disminuyen, los estados de ánimo de lata, flojera, modorra o desmotivación, salen por la ventana y te abres a nuevas posibilidades de comidas, combinaciones, te pones creativa y encuentras opciones fáciles y que van con tu estilo. Comienzas a sentir que la vida se te ha ido haciendo más fácil o que tú estás más preparada para afrontarla.

Si todo eso te empieza pasar, vas por buen camino. Si no es así, necesitas buscar otras formas de implementar una buena alimentación. Recuerda, para que tu nueva conducta a implementar se mantenga, tiene que superar en beneficios (percibidos, no teóricos) a la conducta anterior. Es decir, si lo que comes hoy es rápido, fácil, rico, te hace sentir libre y sube tu energía inmediata, tu nueva conducta de alimentación tiene que tener todo eso y más. Y te prometo que se puede, lo vivo y lo veo en otras mujeres a diario.

​​​¡​Vamos que tú ya has hecho mucho más que ésto!​

Y bueno, para que te vayas con calma ¿Cuál será es el paso más pequeño con que puedes empezar mañana?​

REGALO: Si te gustó este artículo y te gustaría conversar conmigo acerca de tus próximos pasos en el camino de mejorar tu alimentación, postula a una Sesión Zero (sesión gratuita y on-line). ¿Cómo?

Comenta acá qué fue lo que más te gustó del artículo, compártelo en tus redes, por si conoces a alguien que le pueda servir y pincha en este link para agendar tu hora. Te llevará a mi agenda on-line donde tendrás que dar 2 opciones de hora, puede ser en el mismo día o en días distintos , luego se te desplegará un cuestionario a contestar y listo, estarás postulando.

Un beso,

Isabel Camus

#PsicologíayNutrición #Psicología #Neurociencias #Nutrición #AlimentaciónSaludable #comer #perfeccionismo

Contáctanos