Suscríbete y recibe mi guía gratuita

"7 claves para conectar con tu poder en 7 días" 

y + info valiosa para conectar con tu poder.

  • Instagram
  • Facebook

@ ISABEL CAMUS 2019 | DISEÑO: CLAUDIA RUSTOM

  • Isabel Camus

Como lo que quiero porque puedo...

Actualizado: 19 de dic de 2019



Luisa, me decía que comía porque era tentada no más. Que su fuerza de voluntad era nula y que lo que le gustaba la volvía loca. Le gustaban ciertas cosas, no era que fuera por la vida comiendo cualquier cosa pero lo que le gustaba no podía dejar de comerlo. Reemplazar era súper difícil porque si no era exactamente lo que quería entonces no le gustaba. Mmm primera alarma para mí, ser súper selectiva en lo que como y que no me sirvan los reemplazos similares de forma tajante y opción es un signo de hambre emocional. Es un signo de que estamos protegiendo algo valioso y necesario para nosotras. Una protección inconsciente porque o no somos consciente de nuestra necesidad o queremos evitarla por alguna razón de peso. Luisa llegó diciéndome, por favor no me hables de tortas con dátiles ni de frutos secos… eso no me sirve. Como iniciamos el programa trabajando sobre emociones, le dije que no había problema y que luego ella sola se iba a encontrar sus reemplazos.



Luisa tenía una ascendente carrera profesional, que había frenado considerablemente cuando se convirtió en madre. Seguía trabajando pero ella misma había tomado la decisión durante su embarazo de no seguir invirtiendo en el ámbito laboral, de dedicarse más a su casa a su hijo en camino y al que siguió después. Segunda alarma para mi, ¿quería realmente hacer esa renuncia? No me cabían dudas de sus ganas de cuidar a su flia pero ¿estaba eso alineado a los deseos profundos de su alma? Su mamá no había dejado de trabajar duro y a ella le había hecho falta. Ella no quería eso para sus hijos. ¿Y qué quería para ella? Siempre sintió una obsesión particular por ciertos dulces, desde niña y con la misma falta de flexibilidad que tenía hoy. También recuerda que le han contado que era buena para la pataleta (episodios llanto y enojo incontrolable) Tiene un hermano que tuvo problemas de adaptación y aprendizaje en la etapa escolar y recuerda a su mamá apoyándolo constantemente con las tareas, hoy piensa que ella también necesitaba apoyo con sus tareas mayoritariamente para conseguir la atención de sus padres.



Tercera alarma, ¿había sido la comida una forma de conseguir exactamente lo que quería de sus padres y de la vida y no, sólo lo que le permitía su hermano? Seguía Luisa hoy postergándose porque era lo que sabía hacer, porque era lo que había aprendido en su niñez. ¿Había aprendido a regalonearse? ¿Había desarrollado habilidades para conseguir exactamente lo que quería en su vida? ¿o seguía consiguiendo su voluntad sólo a través de la comida? Con Luisa trabajamos sus creencia acerca de la maternidad, sus creencias acerca del desarrollo de carrera, sus creencias acerca de actuar para conseguir lo que quería en la vida, sus creencias acerca del auto-regaloneo. Como primeros pasos, empezó a reemplazar a comidas no nutritivas por nutritivas a cambio de masajes corporales, de tratamientos de belleza, etc. A Luisa le parecía que gastar plata en esas cosas era algo superficial e innecesario pero cuando le tomó el gusto a los tiempos para ella y sintió el efecto que eso tenía en sus emociones diarias, en la forma en que se relacionaba con sus hijos y con su marido.

En lo renovada que llegaba a trabajar, se prometió seguirse dando estos tiempos que le permitían contactar con ella, preguntarse cómo estaba, qué necesitaba y qué quería, hacer pequeñas meditaciones y cambiar su energía, etc. Luego poco a poco empezó a reemplazar el comer por darse esos gustos, empezó a reemplazar picoteos por tiempos de estudio para retomar sus metas profesionales. Implementó técnicas de productividad para liberar tiempos en sus días. Salió del foco casa para entrar sin vergüenzas ni miramientos en el foco, YO QUIERO ESTAR BIEN COMO MAMÁ, COMO PROFESIONAL Y NUTRIR MI CUERPO PARA LOGRARLO. Luisa logró uno de los cambios más rápidos que he visto en mi consulta, gracias a su apertura, a su confianza y su determinación. Si estás decidida como Luisa, si quieres hacer cambios en cómo te alimentas desde la consciencia y alineada con tu esencia. Si quieres entender tu relación con la comida o si crees que ya la descifraste y te cuesta implementar los cambios y te gustaría contar con ayuda postula a una sesión gratuita inicial conmigo en el link a la derecha.

#Ansiedad #HambreEmocional #Psicología #Nutrición #comer

108 vistas