• Isabel Camus

Para iniciar el año Saludable

Actualizado: 19 de dic de 2019



¡Hola!

¿Cómo has estado? ¿Cómo te trata este inicio de año? Espero que hayas disfrutado tus vacaciones o que hayas disfrutado de la paz de trabajar cuando la mayoría no está en la ciudad.

Ahora es tiempo de volver a retomar tus rutinas y seguro que además te gustaría mejorarlas o estás pensando este año si que si, así que este año es el año de la alimentación saludable (perfecta)

Como sea, cuando venimos saliendo de temporada de vacaciones, que te hayas ido a un lugar de vacaciones o no, hayas parado de trabajar por unos días o no, la temporada de verano o estival la tenemos relacionada con época de regaloneo, de libertad ¡y de la buena vida!

Ejercicio rápido… ¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en la buena vida? Tómate un momento… Será algo como tu figura, en posición de pies arriba, mirando un paisajazo y con comida y bebida a disposición. Me pregunto cómo llegamos a esa imagen colectiva, tan parecida a los que nos vende la publicidad, no? ;)

Y lo que sucede en marzo es que necesitamos transicionar de ese lugar tipo paraíso a uno que parece ser una especie de campo militar. Y además, queremos hacerlo de un día para otro (paradigma masculino, aprovecho el mes de la mujer, para traer algo de consciencia de cómo lo valores masculinos se han tomado los diferentes ámbitos de nuestra vida, apliquen o no) como si hubiera estallado la guerra de un momento a otro.

¡Que raro que fracasemos! Cuando de sólo decirlo suena maravilloso.

Frases típicas de esta época:

- Ahora me pongo las pilas

- Esta semana retomamos nuestra rutina

- Ahora me voy a poner talibana

- Última semana chancha

- Me voy a poner un candado en boca

- Esta semana la corto con la tontera

Bueno, la situación es que venimos de esta suerte de paraíso, (por eso no creo en las celebraciones con comida que nos hace mal, porque en el paraíso nada nos debiera dañar, en el paraíso se come y sano) y nos aprontamos a una situación que adelantamos, no será buena o al menos así aparece en nuestros pensamientos automáticos.

Lo primero entonces es que trates de salir de ese pensamiento automático y te cuentes que lo que vas a hacer es algo que vas a disfrutar.

Ya sé, te preguntas ¿y cómo lo vas a hacer para disfrutarlo? Excelente pregunta, la respuesta corta es que parte haciéndolo como lo que es, una transición. Identifica el mínimo viable, acciones que te traigan beneficios, que sean alcanzables, que sepas cómo hacer disfrutables fácilmente. Quick wins! Como decía una de mis pacientes esta semana, parece que queremos ponerle pausa a la película para las vacaciones y después creemos que es cosa de poner play y partir desde lo dejamos. Magnífica metáfora, ¡la amé! Y no, no funcionamos como un reproductor de pelis.

La respuesta larga es que, una vez que has podido implementar y consolidar tus primeras prácticas saludables, te has ido tomando confianza, estás disfrutándote más y otras cosas buenas, necesitas empezar a descubrir cómo puedes integrar o descubrir la alegría en aquellas actividades que te gustan menos. Aquí entramos en el manejo de tus emociones, las que también necesitas descubrir y conocer a fondo para empezar gestionar. Descubrir y gestionar las emociones que te hacen sentir hambre o comer y las que te hacen procrastinar cuando toca hacer algo que no te gusta.

Detenerte- disfrutar,

observarte -disfrutar,

hacer pruebas- disfrutar,

aprender- ajustar- disfrutar,

detenerte- disfrutar…

Y en espiral, así que parece que pasamos muchas veces por el mismo lugar pero no es el mismo, estás en el espiral, ascendiendo…

¡Bienvenido marzo! ¡Bienvenida a tu nuevo marzo!

Ya escuchaste o leíste mi clase gratuita 4 Pasos para Mejorar tu Relación con la Comida?

Si quieres tomar el control de lo que comes, te dejo el link para que la descargués acá.

Si ya la escuchaste entonces puedes agendar tu sesión inicial gratuita acá.

#Ansiedad #perfeccionismo #AlimentaciónSaludable #Nutrición #Psicología #comer #Psiconutrición

Contáctanos